lunes, 20 de julio de 2015

Santa Librada (Wilgefortis): Una santa Barbuda

Estatua de San Wilgefortis en la Iglesia de San Nicolás , en Pas-de-Calais, cerca de Wissant, Francia ( Wikimedia Commons )

St. Wilgefortis en la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores en el Santuario de Loreto en Praga, República Checa. Foto por Expeditions curiosos.

"Santa Wilgefortis" de la serie "Santas Queer "de Alma López

Santa Librada o Wilgefortis oró para evitar casarse con un rey pagano, ¡y sus oraciones fueron contestadas cuando le creció la barba! Esta virgen y mártir tiene un atractivo natural para las personas LGBT. Su fiesta era el 20 de julio hasta que fue retirada de la agenda del Vaticano en 1969.

Wilgefortis permanece en trabajos católico-romanos de referencia estándar, y sus imágenes con barba en una cruz son abundantes en toda Europa y en los retablos populares de América Latina.

Probablemente su vida se origina más en la imaginación popular que en la historia, pero Wilgefortis sigue siendo un objeto de devoción en la religión popular, un personaje favorito en la cultura pop y una inspiración en el arte queer.

El nombre Wilgefortis pueden provenir del latín "virgo fortis" (virgen fuerte). En español es Librada - que significa "liberación" de las dificultades y/o maridos. Se la conoce también por una desconcertante variedad de nombres. Su nombre en inglés es Uncumber y significa escape. Además, es conocida como Liberata, Livrade, Kummernis, Komina, Comera, Cumerana, Ulfe, Ontcommen, Dignefortis, Europia y Reginfledis.

La leyenda dice que Wilgefortis era la hija adolescente cristiana de un rey del Portugal medieval. Había hecho un voto de castidad, pero su padre ordenó que se casara con un rey pagano.Wilgefortis se resistió a tal matrimonio no deseado y oró por un milagro que la haciera repulsiva a su prometido. Dios respondió a sus oraciones pues le creció la barba.

Por desgracia, su padre se puso tan furioso que la hizo crucificado y Wilgefortis se unió a las filas de vírgenes mártires. La iglesia Católica Romana ha promovido "vírgenes mártires" como ejemplo de la castidad y de la fe, pero las personas lesbianas y otras personas queer las reconocen como almas gemelas.

San Wilgefortis en el Museo de la Diócesis Graz-Seckau en Graz, Austria, del siglo 18 ( Wikimedia Commons )

Su veneración se inició en la Europa del siglo 14 y fue creciendo hasta el siglo 16, cuando su historia fue desacreditada como ficción. Las personas continuaron venerando a Wilgefortis a pesar de la oposición frecuente por parte de los funcionarios de la Iglesia Católica Romana. No solo fue honrada en toda Europa, sino que en algunos lugares su popularidad rivalizó con la preeminencia de la Virgen María.  Se quedó en el calendario oficial del Vaticano hasta 1969. Los estudiosos sugieren que la leyenda surgió para explicar el Volto Santo de Lucca, una famosa escultura italiana del Cristo crucificado en una larga túnica que los devotos medievales pensaban era un vestido de mujer.

Esa historia se analiza en el libro “El Crucifijo Femenino: Imágenes de Santa Wilgefortis a partir de la Edad Media" de Ilse E. Friesen, profesora de Historia del Arte en la Universidad Wilfrid Laurier en Canadá. Esta autora rastrea el surgimiento creciente de crucifijos femeninos a través de los siglos, concentrándose especialmente en las regiones de habla alemana de Baviera y el Tirol, en donde la veneración de Wilgefortis alcanzó su pico.

Lectores contemporáneos han elaborado distintas teorías sobre Wilgefortis. Por ejemplo, ha sido interpretada como la santa patrona de las personas intersexuales, de personas asexuales, de personas con síndrome de ovario poliquístico o como una poderosa vírgen lesbiana.

Se la presenta en dos encarnaciones - como Wilgefortis y como Liberata - en la serie "Santas Queer" de la artista chicana Alma López. La serie surgió de la idea del artista que los mártires femeninas pueden haber protegido su virginidad hasta la muerte, no tanto por la fe, sino porque eran lesbianas. López pinta a Wilgefortis/Liberata como mujeres masculinas en poses de crucifixión. Se parecen a las lesbianas masculinizadas, liberadas en sí mismas del rechazo a la apariencia femenina y a los roles de género tradicionales. En Barcelona (España), por otro lado, la población local honra a Múnia de Barcelona, una santa legendaria que es muy similar a Wilgefortis y cuya festividad se celebra el 28 de febrero.

"Santa Liberata" de la serie "Santas Queer" de Alma López

Wilgefortis también tiene varias apariciones en la literatura moderna. La aclamada novela de 1970 "La quinta de negocios" escrita por Robertson Davies se centra en la historia de un investigador estudioso de la leyenda de Wilgefortis. "Castillo espera", otra novela gráfica de Linda Medley, narra la vida de una monja de la orden de San Wilgefortis, un convento entero ¡lleno de mujeres barbudas!

___
Enlaces relacionados:

Santa Librada (Wikipedia)

Uncumber o Wilgefortis (Queering la Iglesia)

Varias imágenes de Wilgefortis (brauchtum.de)

___

Esta entrada es parte de la Serie Santos GLBTI  por Kittredge Cherry en el blog Jesus in Love [Jesús enamorado]. Ese blog presenta en las fechas adecuadas durante todo el año tanto santas y santos como mártires, héroes, heroínas y personas consagradas de especial interés para las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (GLBTI) y sus aliadas y aliados.

Esta entrada es una traducción de Saint Wilgefortis: Bearded Woman del blog Jesus in Love. Traducción de Hugo Córdova Quero.

Copyright © Kittredge Cherry . Todos los derechos reservados.

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada