jueves, 27 de diciembre de 2012

San Juan el Evangelista: El discípulo amado de Jesús


"Jesús y el discípulo amado" de la artista Laurie Gudim

Juan el evangelista es comúnmente considerado como el "Discípulo Amado" de Jesús y posiblemente su amante. Su festividad se celebra el día de hoy (27 de diciembre).

El amor entre Jesús y Juan ha sido celebrado por artistas desde la época medieval. Y la idea de que eran amantes homosexuales ha causado controversia por lo menos desde el siglo XVI.

Juan era uno de los apóstoles de Jesús y la tradición cristiana lo identifica como el presunto autor del Evangelio de Juan, el Apocalipsis y las epístolas de Juan. La Biblia describe su relación cálida con Jesús en profundidad. Juan dejó su vida como pescador para seguir a Jesús, quien lo apodó "hijo del trueno". Juan participó en muchos de los principales eventos en el ministerio de Jesús. Fue uno de los tres testigos de la resurrección de la hija de Jairo, la transfiguración de Jesús y su agonía en el huerto de Getsemaní.

El término "el discípulo a quien Jesús amaba" aparece cinco veces en el evangelio de Juan (Juan 13.23, 19.26, 20.22, 21.7, 20), todas las veces sin mencionar su nombre. La tradición cristiana lo identifica como el mismo Juan, quien se reclinó junto a Jesús en la Última Cena, descansando su cabeza sobre el pecho de Jesús. Fue el único discípulo masculino presente en la crucifixión. Desde la cruz, Jesús confió al Discípulo Amado el cuidado de María, su madre; y a María, el que considere al Discípulo Amado como su hijo. Incluso hay una tradición medieval europea que considera que Juan y Jesús fueron los novios en la fiesta de bodas de Caná.

La idea de que Jesús y su discípulo amado tenían una relación sexual se remonta al menos al siglo XVI, cuando el dramaturgo inglés Christopher Marlowe fue juzgado por blasfemia bajo el cargo de afirmar que "San Juan Evangelista fue compañero de cama de Cristo, y se apoyó siempre en su seno, y quien lo usó como los pecadores de Sodoma." En 1550 Francesco Calcagno, ciudadano de Venecia, fue investigado por la Inquisición tras un reclamo de herejía ya que había afirmado que "San Juan era el sodomita de Cristo", lo que en su contexto social e histórico significaba una relación sexual pederasta de un niño o joven con un hombre mayor.

Muchos eruditos modernos han expresado su creencia de que Jesús y el discípulo amado compartieron una relación física erótica. Entre ellos se incluyen Hugh Montefiore, Robert Williams, Sjef van Tilborg, John McNeill, McCleary Rollan, Robert E. Goss y Neill James. Un análisis completo de sus argumentos se incluye en el libro "El Hombre a Quien Jesús Amó: Narrativas Homoeróticas del Nuevo Testamento" de Theodore Jennings, profesor de teología bíblica en el Seminario Teológico de Chicago, EE. UU.,  quien no encuentra evidencia "concluyente" en cuanto a que el discípulo amado era Juan, pero que no deja ninguna duda de que Jesús tenía un amante masculino:

"Una lectura atenta de los textos en los que aparece el discípulo amado apoya la hipótesis de que la relación entre él y Jesús se puede entender como la de los amantes. Da la casualidad que tanto Jesús como el amado son hombres, lo que significa que su relación puede decirse que era, en términos modernos, una relación "homosexual", escribe Jennings  (p. 34).

Después de que Jesús murió, Juan pasó a construir una relación cercana y amorosa con un discípulo  escriba mucho más joven, Prócoro, obispo de Nicomedia. La tradición dice que Juan era el único de los 12 apóstoles originales de Jesús que vivió hasta la vejez, y el único que no fue martirizado por su fe. Juan murió en Éfeso alrededor del año 100 d.C.

A través de los siglos muchas obras de arte han puesto de manifiesto el profundo amor entre Jesús y su discípulo amado. Uno de los más nuevos es el ícono "Jesús y el discípulo amado" (del año 2012) de la artista Laurie Gudim que ilustra la parte superior de esta entrada. Con sede en Colorado, EE.UU., Gudim es artista, psicoterapeuta jungiana y cristiana episcopal progresista.

Su trabajo utiliza un motivo que se remonta al menos al siglo XIII. Una larga tradición artística representa a Juan como el discípulo amado descansando su cabeza sobre el pecho de Jesús. Se puede ver en uno de los vitrales del siglo 13 de la Catedral de St. Etienne de Bourges y en "Gruppe Johannes Christus" (Grupo Cristo Juan) por el maestro desconocido de Suabia. Esta escultura pasó muchos siglos en un convento agustino en Inzigkofen, una ciudad en la región de Sigmaringen en el suroeste de Alemania. Un museo en Berlín la adquirió en el siglo XX.



"Christus Johannes Gruppe" (Grupo Cristo Juan)
 escultura de roble por el maestro desconocido de Suabia (1320).

Otra escultura de este mismo estilo es "San Juan descansa sobre el pecho de Jesús," alrededor del año 1320, que se puede ver en línea en el Museo Mayer van den Bergh de Amberes y la Galería de Arte Web. Fue esculpida por el maestro Enrique de Constanza para el convento dominico de la valle de Santa Catalina, en Suiza. Estas eran imágenes devocionales destinadas a ayudar a los espectadores a profundizar su relación con Cristo.

En Alemania, la imagen es tan importante y emblemática que incluso se ha convertido en una estampilla de correos. El tema es conocido como "Gruppe Christus Johannes" (Grupo Cristo Juan) o Johannesminne (El Amor de Juan), siendo el término "minne" un palabra alemana para el amor afectivo-erótico.



1967 Sello alemán con el "Grupo Cristo-Juan" (Fuente: Wikimedia Commons)

Una interpretación moderna del tema es el ícono "Cristo el Novio", del Hermano Robert Lentz, un fraile franciscano conocido por sus íconos innovadores. El autor y sacerdote Henri Nouwen, quien a pesar de ser famoso luchaba con una identidad gay secreta, le encargó ese ícono en 1983. Pidió un ícono que simbolizara el acto de ofrecer su propia sexualidad y afecto a Cristo. Luego de investigar y reflexionar, Lentz pintó a Jesús siendo abrazado por su discípulo amado Juan, basado en un ícono medieval de Creta.

"Cristo el Esposo" del Hermano Robert Lentz, OFM, © 1985.

"Henri lo usaba para lidiar con su propia homosexualidad", me dijo Lentz en una entrevista para mi libro "Arte que se atreve", el cual incluye este ícono y la historia detrás de él. "Me dijeron que se lo llevaba con él a todas partes y era una de las cosas más preciadas en su vida." El objetivo de Nouwen era el celibato y nunca asumió públicamente que era gay hasta su muerte en 1996. El ícono toma el tema bíblico de Cristo como esposo y lo une con el motivo medieval de Jesús y Juan. La imagen resultante expresa su amistad íntima con una sutileza exquisita.

La relación íntima entre los dos hombres se enfatiza en la obra "Uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba" por el pintor francés Ary Scheffer (1795-1858).

"Uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba" por Ary Scheffer

La artista Becki Jayne Harrelson, quien reside en Atlanta, Gerogia, EE.UU., ha pintado otra versión especialmente amorosa de Jesús y el Discipulo Amado en el centro de su obra "La Última Cena". A diferencia de los íconos clásicos de Jesús y el discípulo amado, su pintura muestra a los dos hombres  mirándose el uno al otro y tomados de la mano. Harrelson es una artista contemporánea lesbiana que usa a personas LGBTI como modelos en su arte religioso. Criada en una familia cristiana fundamentalista, utiliza el arte para expresar su pasión por la justicia.


Detalle de "La Última Cena"
de la artista Becki Jayne Harrelson

Otro ícono que celebra el amor entre Jesús y el discípulo amado fue pintado por el artista Jim Ru (debajo). Ese ícono fue exhibido en la muestra "La fe trascendente: Santos Gays, Lesbianas y Transexuales" en Bisbee, Arizona, EE.UU., en el año 1990.


"Jesús y el discípulo amado" del artista Jim Ru

En los últimos años algunos artistas han adaptado la iconografía clásica a otros grupos raciales y étnicos. Por ejemplo, John Giuliani en el ícono "Jesús y el discípulo amado", muestra a ambos varones vestiendo las ropas tradicionales del pueblo Aymara, descendientes de los incas, que viven en las regiones andinas de Chile, Perú y Bolivia. Giuliani es un artista italo-norteamericano y un sacerdote católicoromano que es conocido por pintar íconos cristianos con símbolos nativos Norte- y Sud-Americanos. Giuliani estudió iconografía con un maestro de la escuela ortodoxa rusa, pero optó por ampliar el concepto de santidad para incluir a los pueblos nativos de Norte- y Sud-America, es decir, los habitantes originales de las Américas.



"Jesús y el discípulo amado" de artista John Giuliani (1996)

Una foto que representa a Jesús y su discípulo amado debe ser mencionada, aunque aun no he sido capaz de obtener el permiso para que se muestre en este blog. Sin embargo, bien vale la pena hacer clic en el título debajo para ver esta foto impactante y hermosa de Jesús y su discípulo amado como Afro-Norteamericanos:

"Cada momento cuenta" (de la colección "Los anticuerpos del éxtasis") por Rotimi Fani-Kayode

Fani-Kayode (1955-1989) fue un fotógrafo nigeriano que exploraba temas sobre la diferencia sexual y cultural, el deseo homoerótico, la espiritualidad y el cuerpo de los varones negros, a menudo en colaboración con su pareja, Alex Hirst. Su último trabajo en conjunto fue "Cada momento cuenta" en 1989. En ella un discípulo amado se apoya en la figura de un Cristo negro que lleva perlas sobre su tocado mientras mira hacia el cielo. "El héroe señala el camino a seguir por los niños perdidos del mundo - el joven callejero con rastas, los adolescentes de discotecas, los adictos y los condenados", explica Hirst en su página web.

Yo también he escrito sobre Juan como el discípulo amado en mis novelas "Jesus enamorado" y "En la Cruz". En honor de la festividad de Juan, transcribo esta escena de mi libro "Jesús Enamorado: Una Novela". En ella, Jesús, el narrador, recuerda el día en que conoció a Juan:

Me distraigo por la presencia no indeseada de alguien parado muy cerca detrás de mí, más cerca de lo necesario en la multitud levemente apretujada. Sentí que era Juan, y me dí vuelta para verlo allí plantado como un árbol de cedro, alto. Se apoyó en mí, sus ojos brillantes. "No puedo esperar a la llegada del Mesías. Lo he visto en visiones."

"¿En serio? Dime lo que recuerdas." Fue muy emocionante encontrar a alguien que estaba al tanto de los esfuerzos de Dios para comunicarse.

"El Mesías es como un manso cordero que está sentado en un trono con un arco iris a su alrededor. Y sin embargo, sus ojos flamean fuego, y una espada aguda sale de su boca para derribar los malhechores. "

"La verdad es grande", le dije.

"¿Estás diciendo que mi visión no es verdadera?" me desafió.

"No, no estoy diciendo eso. Espero que tengas muchas más".

Cuando Juan sonrió, su cara se constriñó en un paisaje fascinante entre sus arrugas. Mientras se posaban sobre mí, sus ojos se sentían negros y tan misteriosos como el cielo de  la medianoche. "¿Quieres un compañero de oración esta noche", me preguntó.

Si alguien hubiera preguntado, habría dicho que no, pero volví a mirar a Juan, atractivo, con su preciada alma y su cuerpo largo y musculoso.

"Claro," concedí impulsivamente.

Sólo entonces me di cuenta de que el Bautista había terminado de predicar. Juan me condujo hacia las cuevas donde vivían el Bautista y su círculo íntimo de discípulos. Discípulos de menor rango estaban listos con recipientes de agua y toallas para ayudarnos a todos con la purificación ritual antes de comer una comida espartana de langostas y miel silvestre. Uno de ellos se me acercó.

"Lávate, y nos juntamos después de la cena", dijo Juan cuando nos separamos.

___

Enlaces relacionados:

27 de diciembre: San Juan (Queer) Evangelista (Blog "Queerificando ​​la Iglesia")

El Mundo de Pharsea: Homosexualidad y Tradición: Jesús, Juan y Lázaro

El Discípulo Amado de Jesús (Wikipedia)

El discípulo a quien Jesús amaba (Wikipedia en español)

San Juan Evangelista y Prócoro (Blog "Santos y Mártires Queer")

Boda gay de Jesús en Caná (Blog "Queerificando la Iglesia")

Las estatuas del "Amor de Juan" (Johannesminne) en Alemania (Wikimedia Commons)

___

Un agradecimiento especial a Ann Fontaine por presentarme la obra de Laurie Gudim.

___

El nuevo material en 2013

"Juan el Apóstol apoyada en el pecho de Cristo", Suabia / Lago de Constanza, a principios del siglo 14. Foto de Andreas Praefcke. (Wikimedia Commons )


El abrazo amoroso entre Juan y Cristo era un tema popular durante la década de los años 1300 en Suabia, la región de Alemania en la frontera suiza, cerca de Bodenese (Lago de Constanza). Artistas prolíficos crearon muchas versiones. Hoy en día uno de ellos se encuentra en el Museo de Arte de Cleveland en Ohio.

Muchas de estas imágenes fueron creadas en realidad para las mujeres, no los hombres, a contemplar. La mayoría, si no todas las estatuas Johannesminne fueron creados para conventos y conventos de monjas dominicas. Wikimedia Commons muestra un conjunto de 10 estatuas de "John Love" (Johannesminne) en Alemania en este enlace . 


Un poema que trata el amor homoerótico entre Jesús y Juan como es "Sweet San Juan era un bailarín" por un poeta que quiere ser conocido sólo como Joe. Comienza así:

en la orilla de la vieja Capernaum
un chico encantador, no apto para la pesca
o la carpintería, o se casan.
Ellos dicen que dejó su bote vacío
por el bien del prójimo joven negrita
que lo miraba aquella mañana abril
y dijo: mi amor, vamos seguir.

Todo el poema está publicada en Queering la Iglesia en un post titulado: " La Tercera Danza de la Navidad: Una danza del violín para el día de San Juan . "

_________

Esta entrada es parte de la serie Santos GLBTI por Kittredge Cherry en el blog Jesus in Love [Jesús enamorado]. Ese blog presenta en las fechas adecuadas durante todo el año tanto santas y santos como mártires, héroes, heroinas y personas consagradas de especial interés para las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (GLBTI) y sus aliadas y aliados.

Esta entrada es una traducción de John the Evangelist: Beloved Disciple of Jesus del blog Jesus in Love. Traducción de Hugo Córdova Quero.

Copyright © Kittredge Cherry . Todos los derechos reservados.


_________
Los íconos de Cristo Esposo, San Juan Evangelista y muchos otros están disponibles en tarjetas, placas, camisetas, tazas, velas y otros objetos en las tiendas TrinityStores.com

Bookmark and Share

3 comentarios:

  1. que ustedes sean degenerados no significa que todos lo sean

    ResponderEliminar
  2. ¿Jesús condena la homosexualidad? Jesús condenó muy poco, en realidad. Una de las pocas cosas que sí condenó fue la tendencia de las personas religiosas a ¡participar en la condenación! Jesús parecía tener mucha paciencia con casi todo el mundo, excepto con las personas que, por justicia propia, trataron de hacer cumplir las normas religiosas de una manera que resultaba en opresión o control de otros.

    Para obtener más información: La Biblia y las personas gays: ¿Es un pecado ser gay? ¿Condena Jesús la homosexualidad?

    ResponderEliminar
  3. Me rei con este articulo ,pero la verdad es que todo indica que el discipulo amado de Jesus era su hijo llamado judas. En el documental "La tumba perdida de Jesus" esta la respuesta dejo el enlace:
    http://www.youtube.com/watch?v=2iJ7or5Y87M

    hay una cosa clara si ,la biblia jamas menciona quien es el discipulo amado.por lo tanto todos quedan descartados y sobre todo juan.pero todo indica que es un niño ya que en unas de las menciones cuando jesus ya resucitado Pedro que va con el discipulo amado le pregunta que sera de este y Jesus le responde "si quiero que quede hasta que yo venga"
    eso corrior el rumor que el discipulo amado jamas moriria.Nadie preguntaria "que sera de el" si fuese adulto se nota que la preguntar que sera de el(discipulo amado) es menor un indefenso y lo mas probable el hijo de jesus y maria magdalena llamado "Judas" (no tiene na que ver con Judas Isacriote")tambien se le menciona en la cruz ,vean el documental.

    ResponderEliminar