sábado, 1 de junio de 2013

Juana de Arco: Santa Travesti


Santa Juana de Arco, por el hermano Robert Lentz, OFM [trinitystores.com]


"Jeanne D'Arc" de Rowan Lewgalon

Juana de Arco fue una  adolescente travesti guerrera que dirigió el ejército francés medieval a la victoria cuando tenía sólo 17 años. Aunque Juana de Arco es la patrona de Francia, ella también es un ícono queer, una heroína poderosa. Su festividad se celebra el 30 de mayo.

Inteligente y valiente, Juana de Arco (c. 1412-1431) tuvo visiones sobre santos y ángeles, quienes le dijeron que se cortara el cabello, vistiera ropa masculina y fuera a la guerra. Así, a los 18 años, Juana ayudó a que un nuevo rey fuera coronado. Sin embargo, a los 19 años fue asesinada por la Iglesia Católica Romana, la cual siglos después la convertiría en santa. Ella murió por su derecho otorgado por Dios de vestir ropa masculina, el delito por el cual fue ejecutada hace 584 años.


Retrato deJuana de Arco, c. 1485
(Fuente: Wikimedia Commons)
Las personas LGBTQ contemporáneas reconocen Juana como un alma gemela en su terco desafío de las normas del género performado por ella. Algunos escritores Queer  tienden a restarle importancia a la fe cristiana de Juana, mientras que las Iglesias Cristianas encubren la importancia de su travestismo. En realidad, Juana creía firmemente tanto en Dios como en su travestismo. Insistía en que Dios quería que se pusiera ropa de varones, lo cual hoy en día la definiría como una persona "queer" o "transgénero". Aunque el travestismo era ilegal, lo que realmente molestaba a las autoridades eclesiásticas, tanto entonces como aún lo hace en nuestro tiempo, fue la audacia de alguien que era tanto orgullosamente queer como devotamente cristiana. Su creencia de que Dios era la fuente de su actitud en pos de una flexión queer del género, la convierte en un modelo a seguir  especialmente inspirador para cristianas y cristianos LGBTQ y para sus aliadas y aliados.

La extraordinaria vida de Juana continúa fascinando a todo tipo de personas. Muchas personas están dispuestas a reclamarla como un símbolo, ya sea tanto las personas LGBTQ y feministas como la Iglesia Católica Romana y nacionalistas franceses. Juana ha sido el tema central de más de 10.000 libros, obras de teatro, pinturas y películas, incluídas las obras recientes del autor transgénero Leslie Feinberg y la dramaturga lesbiana Carolyn Gage.

El espectáculo unipersonal de Gage titulado "La segunda venida de Juana de Arco" es un clásico del circuito under que presenta a Juana como "una adolescente fugitiva travestida y lesbiana" enfrentándose con instituciones totalmente dominadas por varones. Por su parte, Feinberg escribió un capítulo dedicado a Juana en su libro de historia titulado "Guerreros transgénero: haciendo historia desde Juana de Arco hasta Dennis Rodman" donde la describe como "una brillante adolescente campesina transgénero conduciendo un ejército de trabajadores a la batalla".

Los extensos registros del juicio llevado a cabo por la Inquisición hacen de Juana de Arco la persona mejor documentada del siglo 15. Aunque hay sólo algunos indicios de que pudo haber sido lesbiana, la evidencia es absolutamente clara en torno a su expresión transgénero a través de su trasvestismo.

Juana de Arco, cuyo nombre en francés es Jeanne d'Arc, nació en una familia campesina en una remota aldea en el este de Francia alrededor del año 1412, casi al final de la denomianda "Guerra de los Cien Años". Gran parte de Francia había sido ocupada por Inglaterra, por lo que Carlos, el heredero al trono de Francia, no se atrevía a ser coronado. Cuando Juana tenía 13 años, comenzó a escuchar voces que le decían que ayudar a Francia a expulsar los invasorse ingleses.

Las visiones continuaron durante años, cada vez más frecuentes y detalladas. Una o dos veces a la semana Juana tenía visiones de San Miguel Arcángel, Santa Catalina y Santa Margarita, quienes le dijeron que Dios quería que conociera a Carlos y conduciera un ejército a Reims a fin de llevar a cabo su coronación.

La familia de Juana trató de convencerla de que sus visiones no eran reales. Por otro lado, su primer intento de visitar la corte real fue no prosperó. Sin embargo, cuando tenía 17 años, se puso ropas masculinas y así pudo tener éxito en conocer a Carlos, quien estuvo de acuerdo en reconocerla como Caballero y le permitió liderar un ejército de 5.000 soldados contra las tropas inglesas.

Por orden de Carlos, se creó una armadura adaptada completamente para a Juana. Tambien se creo un estandarte para ella y se le asignó un séquito para ayudarla compuesto por un escudero, un paje, dos heraldos, y un capellán, entre otros funcionarios.

Juana de Arco en su caballo, 1505
Wikimedia Commons
La aparición de Juana impresionó tanto a soldados como a campesinos cuando viajó con el ejército. Montada en un caballo de batalla, Juana cabalgó vistiendo su armadura entre multitudes que la vitoreaban. Su cabello era "muy corto y redondo a la usanza de los caballeros jóvenes." Llevaba una antigua espada en una mano y su estandarte en la otra. Tal como Juana lo había predecido, su espada fue encontrada enterrada en la iglesia de Santa Catalina en Fierbois. Por otro lado, su estandarte mostraba a Cristo sentado en un arco iris sobre un fondo de color blanco entre los lirios de oro y el lema de "Jesús-María" inscripto en el centro. Cuenta la leyenda que mariposas blancas seguían a Juana dondequiera que iba con su estandarte desplegado.

Con Juana al mando, el ejército ganó la batalla de Orleans y continuó luchando hasta derrotar tanto a las tropas inglesas como a las tropas francesas pro-inglesas mientras avanzaba hasta llegar a Reims. Así,  Juana pudo con orgullo estar junto a Carlos VII en su coronación el 17 de julio 1429.

Joan pronto reanudó las campañas militares. Incluso durante su vida, los campesinos la veneraban como una santa, y se reunían a su alrededor para tocar su cuerpo o su ropa. Su travestismo no les molesta. De hecho, parecían honrarla debido su expresión transgénero. Tal vez, como dicen algunos sabios, los campesinos vieron a Juana como parte de una tradición de travestis y sacerdotes vinculados a la espiritualidad en la Europa pre-moderna.

Uno de los primeros escritores modernos que hizo explícita la posibilidad de que Juana fuese lesbiana fue la autora inglesa Vita Sackville-West, quien desarrolló esta idea en su biografía de 1936 titulada "Santa Juana de Arco". La fuente principal de esta idea lo constituyeron los eventos documentados en sus juicios, llevados a cabo por la Inquisicion, de que Juana compartía su cama con otras mujeres jóvenes. Ella seguía la costumbre medieval de pernoctar cada noche en una casa local, en donde Juana siempre dormía con o con la anfitriona o con las mujeres jóvenes de la casa en lugar de con los varones.

Nadie sabe a ciencia cierta si Juana de Arco se sentía atraída sexualmente hacia las mujeres o si tenía encuentros lésbicos, pero su abstinencia de relaciones sexuales con varones está bien documentada. Su virginidad física fue confirmada por exámenes oficiales al menos dos veces durante su vida. A Juana le gustaba ser llamada La Pucelle, francés para "la Doncella", un apodo que hacía hincapié en la virginidad. Los testigos en su juicio testificaron que Juana era casta y no era sexualmente activa.

La ilustre carrera militar de Juana terminó en mayo de 1430. Fue capturada en la batalla por los borgoñones, los aliados franceses de los invasores ingleses. Durante su cautiverio la llamaban "hommase", un insulto que significa "hombre-mujer" o "mujer masculina".

En una sorprendente acto de traición, Carlos VII no hizo nada para rescatar a la guerrera que le ayudó a ganar su corona. Era normal que se pagara un rescate por la liberación de caballeros y nobles capturados en batallas, pero Juana fue abandonada a su suerte. Los historiadores especulan que los aristócratas franceses se sintieron amenazados por esta campesina poseedora de un poder sobrenatural para mover las masas.

Los borgoñones la transfirieron a los ingleses, quien la pusieron a disposición de la Inquisición. Juana pasó cuatro meses de tortura en la cárcel antes de su juicio a cargo de la Iglesia Católica Romana, el cual comenzó el 9 de enero de 1431 en Ruan, la sede del gobierno de ocupación Inglés. En ese juicio fue acusada de brujería y herejía.

El juicio de la Iglesia Católica Romana por motivos políticos fue manipulado en su contra, y sin embargo, Juana fue capaz de mostrar su plena inteligencia mientras respondía las preguntas de los inquisidores. Sus sutiles e ingeniosas respuestas y su memoria detallista incluso los obligó a dejar de celebrar el juicio en público.

La acusación sobre brujería fue difícil de probar, por lo que la Iglesia Católica Romana retiró el cargo. (Seguidoras y seguidores de la religión Wicca y del Paganismo aún hoy en día honran a Juana como parte de sus religiones). Los inquisidores comenzaron a centrarse exclusivamente en la acusación sobre "herejía" ya que Juana afirmaba seguir la voluntad de Dios cuando se trasvestía. Los jueces sostenían que el travestismo era "una abominación ante Dios" según la ley de la Iglesia Católica Romana y la Biblia. (Vease Deuteronomio 22.5).

Los inquisidores básicamente acusaron a Juana de "abandonar el vestido y la ropa del sexo femenino, una cosa contraria a la ley divina y abominable ante Dios, lo cual estaba prohibido por todas las leyes" y en su lugar  vestirse con "la ropa y la armadura, como era la usanza de los varones".

Juana juró que Dios quería que se usara la ropa de los varones. "Por nada del mundo voy a jurar que no armarme y vestir las ropas de los varones, tengo que obedecer las órdenes de Nuestro Señor", testificó. Aún más, Juana indignaba a los jueces ya que continuaba compareciendo ante la corte vistiendo lo que ellos llamaban "habitus difformitate" ("ropa monstruosa" o " ropa de degenerados").

Admiradores conservadores de Juana hoy en día afirman que ella vestía ropas de varones solamente para evitar ser violada. Sin embargo, para ella trasvestirse significaba mucho más que eso. Juana de Arco veía al travestismo como un deber sagrado.

Los jueces resumieron el testimonio de Juan diciéndole: "Tú has dicho que, por mandato de Dios, has vestido contínuamente ropas de varones. Te has vestido con la bata corta, el jubón y las calzas cernidas. También has llevado el pelo corto, cortado 'en ronda' por encima de tus oídos con nada que pudiera demostrar que eras una mujer, y que en muchas ocasiones has recibido el Cuerpo de nuestro Señor vestida de esta manera, a pesar de haberte sido advertido con frecuencia que abandonaras esa práctica. Sin embargo, te has negado a hacerlo, aduciendo que prefieres morir antes que abandonarla, siendo fiel al mandato de Dios".

Juan se negó a retractarse sobre las visiones que recibió de Dios, y fue condenada a la pena de muerte. Fue quemada en la hoguera el 30 de mayo de 1431 en Ruan. Veinticinco años más tarde fue juzgada nuevamente y su condena fue anulada. Así, Juana fue declarada inocente.

Su armadura, que fuera llamada "ropa monstruosa", se convirtió en objeto de veneración, tan buscada como el Santo Grial. Varias iglesias siempre han afirmado poseer su verdadera armadura. Juana de Arco fue canonizada por la Iglesia Católica Romana como santa en 1920. Escritores y compositores que han realizado obras sobre Juana incluyen a Shakespeare, Voltaire, Verdi, Tchaikovsky, Mark Twain, Bertolt Brecht y George Bernard Shaw. El cuadro imponente de Juana besando su espada (debajo) fue pintado por el artista prerrafaelista Dante Gabriel Rossetti, cuya hermana Cristina Rossetti también es parte de la serie sobre santos Queer en este blog.


"Juana de Arco besando la espada de la liberación", de Dante Gabriel Rossetti, 1863
(Fuente: WikiPaintings)

 La siguiente oración a Santa Juana de Arco, mundialmente utilizada, hace una declaración poderosa que puede inspirar a quienes que creen en la igualdad de las personas LGBTQ, a pesar del rechazo de la religión y la sociedad:


"A la vista de tus enemigos, ante el acoso, las burlas, y la duda, te mantuviste firme en la fe. Aún en tu abandono, soledad y falta de amistades, te mantuviste firme en la fe. Incluso a medida que enfrentabas tu propia mortalidad, te mantuviste firme en la fe. Oro para que yo pueda ser tan valiente en mis creencias como tú, Santa Juana. Te pido que cabalgues junto a mí en mis propias batallas. Ayúdame a ser consciente de que lo que vale la pena ganar mientras persisto en ellas. Ayúdame mantenerme firme en mi fe. Ayúdame a creer en mi capacidad de actuar correcta y sabiamente. Amén".



No te pierdas el video donde Judy Collins canta "Juana de Arco". Juana tiene un diálogo con el fuego que está a punto de consumirla en una inolvidable canción escrita por el galardonado compositor  y poeta canadiense Leonard Cohen.



"Jeanne d'Arc" del iconógrafo Tobias Haller

"Jeanne d'Arc" fue bosquejada por Tobias Haller, quien es iconógrafo, autor, compositor, y vicario de Iglesia Episcopal de Santiago en el Bronx, Nueva York, Estados Unidos de Norteamérica. Haller es el autor de "Razonable y santo: Enfrentando la sexualidad del mismo sexo". Haller disfruta de la ampliación de la diversidad de los íconos disponibles para las personas de fe mediante su trabajo en la creación de íconos de personas LGBTI y otras figuras de santas y santos progresistas. También escribe íconos de santas y santos tradicionales. Haller y su esposo se casaron en una boda por iglesia hace más de 30 años, y recientemente lo hicieron legalmente en una ceremonia civil luego que el matrimonio entre personas del mismo sexo fuese legalizado en Nueva York.

___


Haz clic en los siguientes enlaces para obtener más información:
 
Artículo de Wikipedia sobre travestismo, la sexualidad y la identidad de género de Juana de Arco

Juana de Arco (Wikipedia)  

Juana de Arco juicio transcripción en línea

Juana de Arco: mártir Cross-dressing en Queering la Iglesia Blog

________


Esta entrada es parte de la serie Santos GLBTI por Kittredge Cherry en el blog Jesus in Love [Jesús enamorado]. Ese blog presenta en las fechas adecuadas durante todo el año tanto santas y santos como mártires, héroes, heroinas y personas consagradas de especial interés para las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT) y sus aliados.

Esta entrada es una traducción de Joan of Arc: Cross-Dressing Warrior-Saint del blog Jesus in Love. Traducción de Hugo Córdova Quero.

Copyright © Kittredge Cherry . Todos los derechos reservados.

Tanto el ícono de Juana de Arco -como aquellos de muchas otras personas consideradas santas y santos- están disponibles en tarjetas, cuadros, camisetas, tazas, velas y otros objetos más en la tienda Trinidad.

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Indicar que durante su cautiverio, Juana se retractó bajo tortura, tras lo cual llevó vestimenta femenina y existen indicios de haber sido violada por la guardia de prisión en esa instancia (el uso de vestimenta femenina era requisito ideológico para llevar a cabo la violación, con lo cual se evitaría su veneración por parte del pueblo como Virgen y Mártir, al ser degradada por la violencia sexual). Tras este hecho, Juana retoma su declaración inicial, vuelve a usar prendas masculinas y se le condena como a Hereje Contumaz. Un detalle colateral es que tras su condena y muerte, su lugarteniente, el gran Mariscal de Francia, Gilles de Rais, impedido de salvar a quien consideraba un ser divino, se entrega a una orgía de crímenes (algunos dicen que éstos serían acusaciones falsas para acallar a un militar potencialmente poderoso y enemistado con el rey a causa de Juana) que terminan con él en la horca y la hoguera simultaneamente...Una loca pasión inspirada por una niña analfabeta y campesina en un poderoso noble, reconocidamente pedófilo... Ángel-a y Demonio cabalgaron juntos nuevamente en el fuego...

    ResponderEliminar